La colección del Museo de Naipes

La colección

 

La colección del Museo Fournier de Naipes de Álava se inicia en 1916 cuando tras la muerte de Heraclio Fournier, le sucede al frente de la fábrica de naipes su nieto Félix Alfaro Fournier, que fue el iniciador e impulsor de la colección de este museo. A partir de un par de barajas del siglo XIX que encontró en el despacho de su abuelo, comenzó esta colección de naipes, que fue incrementándose por su afán coleccionista unido a su interés profesional como fabricante de naipes.

 

Los fondos aumentaron gracias a distintas adquisiciones, donaciones e intercambios con otros coleccionistas. Cabe destacar la compra en subasta en 1970 de la colección de Thomas De La Rue, depositada hasta entonces en el British Museum de Londres. Con esta adquisición ingresaron en la colección algunos de los ejemplares más antiguos que se conservan en Europa.

 

 

En 1984 la Diputación Foral de Álava adquirió la colección y la expuso a partir de 1986 en varias salas del Museo de Bellas Artes de Álava. Posteriormente, debido al incremento de los fondos y a las necesidades expositivas, la colección se trasladó al Palacio de Bendaña, que es desde el año 1994 la sede del Museo Fournier de Naipes de Álava.

 

Existen barajas procedentes de todo el mundo. Destacan las llamativas ganjifas, barajas de India de forma circular y decoradas a mano con vivos colores. O las delicadas barajas japonesas, empleadas para diversos juegos e incluso para aprender poesía. Hay barajas chinas y persas, con cartas de reducido tamaño, que hacen pensar en el origen de los naipes en tierras lejanas. Las cartas europeas, con diversos palos y figuras, que siguiendo distintas combinaciones y reglas permiten ser utilizadas para multitud de juegos.

 

 

Una gran parte de los fondos lo constituyen también las barajas fabricadas en España desde la Edad Media a nuestros días. Entre estas, destacan especialmente las de la empresa Fournier, y otros fabricantes como Durá, Comas, Roura, Guarro, Torras y Lleó, etc.