Publicador de contenidos

Exposición permanente

El Museo Fournier de Naipes de Álava cuenta con unos fondos que superan los 24.000 ejemplares. Entre estos hay barajas procedentes de los cinco continentes, fabricadas en todas las épocas y mediante diversos procedimientos técnicos. En las salas del palacio de Bendaña, se muestra una selección de estos fondos, presentados en vitrinas para procurar unas condiciones adecuadas de conservación, en cuanto a temperatura, humedad e iluminación.

Además de las habituales cartas de juego, se exponen naipes ilustrados con una gran variedad de temas, y que permiten hacer un amplio recorrido por el arte y la historia, desde el siglo XV hasta la actualidad.

La visita comienza en el patio del palacio de Bendaña, donde se presentan y explican diferentes técnicas de impresión que han sido utilizadas para la producción de los naipes, desde la xilografía al offset, pasando por otros procedimientos con matrices metálicas o la litografía. La maquinaria expuesta procede de la empresa Fournier.

 

 

En la primera planta, se pueden contemplar algunos de los naipes más antiguos de la colección, como una baraja provenzal o un pliego alemán del alto Rhin, que datan de la Edad Media, así como con las primeras barajas litografiadas en España en el siglo XIX. La diversidad de los naipes y la composición de las barajas, indican la gran cantidad de juegos que se han practicado a lo largo de los siglos y en distintas partes del mundo.
 

 

Se da una especial atención a la historia y evolución de la empresa de naipes fundada en Vitoria-Gasteiz por Heraclio Fournier.

Las salas de la segunda planta ofrecen asimismo un buen número de naipes distribuidos temáticamente: historia, heráldica, costumbrismo, literatura, geografía, música, mitología, astronomía, adivinación, magia o tarot.